Tarta de Membrillo

membrillos

Es mi segundo otoño haciendo dulce de membrillo con los frutos que han dado los árboles de casa de mis padres. El año pasado no me quedó con suficiente consistencia y, este año, para mi gusto, ha quedado demasiado dulce, a pesar de que utilicé una proporción de azúcar-membrillo bastante común en las recetas (750 g de azúcar por cada kg de pulpa de membrillo). Mejor me espero a otro otoño para publicar una fórmula que me  convenza…

dulce_membrillo

Pues eso, tenía (y tengo…) un montón de membrillo en la nevera así que hice un pasta frola de membrillo, elaboración muy popular en la cocina argentina y uruguaya. La pasta frola es un tipo de pasta quebrada que, como ésta, tiene múltiples versiones según los ingredientes, proporciones y maneras de integrarlos.

Conseguir un buen resultado en la elaboración de este tipo de masas no es difícil si se tiene en cuenta lo siguiente:

– La mantequilla debe estar fría
– Es importante el proceso de arenado (mezcla de la mantequilla y la harina previa a la incorporación de los líquidos)
– La masa se ha de trabajar lo justo para mezclar los ingredientes.
– La masa debe reposar una hora en nevera antes de ser estirada.

Está claro que siempre os queda la opción de comprar la pasta brisa lista para ser estirada, aunque no será lo mismo…

Bueno, ahí va la tarta!


INGREDIENTES

  • 250 g de harina
  • 50 g de azúcar
  • 5 g de sal
  • 100 g de mantequilla recién extraída de la nevera
  • 2 yemas de huevo (una para la masa y la otra para pintar)
  • Agua fría para ligar ( si es necesario)
  • 600 g de dulce de membrillo

PROCEDIMIENTO

  1. Mezclar la harina, el azúcar y la sal.
  2. Cortar la harina en trozos y echar sobre la mezcla de secos. Arenar: tomar con las yemas de los dedos la harina y trozos de mantequilla y, a medida que se va frotando suave y brevemente, ir dejando caer en forma de lluvia sobre el resto de masa. Repetir el proceso hasta conseguir un polvo de aspecto similar al queso rallado (tipo seco).
  3. Añadir la yema de huevo y mezclar rápidamente. Si la mezcla requiere algo más de humedad para ser amalgamada, añadir agua fría a pequeñas dosis en función de la necesidad.
  4. Cubrir la bola de masa con papel film y dejar reposar una hora en la nevera.
  5. Pasado el tiempo, retirar la masa de la nevera y separarla en dos porciones: una de unos 350g que servirá para la base de la tarta y otra, con el resto de masa, que servirá para hacer un enrejado decorativo sobre la tarta.
  6. Disponer la bola entre dos hojas de papel de cocina y con la ayuda de un rodillo estirarla de forma que cubra la superficie del molde (teniendo en cuenta el borde).
  7. Rellenar la base con el membrillo que habremos chafado previamente con un tenedor para poderlo manipular mejor.
  8. Hacer unas tiras finas con el resto de masa y colocarlas sobre el membrillo formando un entramado a vuestro gusto.
  9. Pintar con yema de huevo la superficie de la tarta.

Hornear por arriba y por abajo a unos 180 °C unos 45 minutos

 

No Comments

  1. maribel fernandez

    qué bueno

    Date: Wed, 12 Nov 2014 22:34:28 +0000 To: fernandezmaribel@hotmail.com

     

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*